GRITOS DE DOR - POR EMERSON C MATOS